01/03/2012

2011, Reflexiones desde la elíptica

2011, Reflexiones desde la elíptica


 Estaba yo estos días, retomando una actividad, que viene siendo habitualmente cada comienzo de año, entrenar en la elíptica, no por gusto o afición, sino más bien por lesión, y es cierto que si hecho la vista atrás me encuentro quue los dos últimos años, los he comenzado de esta manera, el pasado por el dichoso pubis y este... por chapa y pintura, vamos a decirlo así!!!
Y en esas tediosas sesiones... pues a uno le da por pensar, o por intentarlo, vamos, y en esas piensas lo que harás cuando recuperes, los planes para el año, los amigos que reencontrarás, los momentos que vivirás... y lo piensas con anhelo y ganas de que suceda.
Pero también reflexionas y dices, ostia!!! pedazo de año, que pila de buenas y estupendas aventuras, y es que no me puedo quejar, o a lo mejor sí, claro, de que no se vuelva a repetir un año como este, y no lo digo por los resultados, sino por los momentos vividos y las experiencias disfrutadas, aquí va un resumen:

Enero y Febrero, fueron la continuación del sufrimiento de la electroterapia en mi pubis iniciada en Diciembre, mejor no olvidarlo para seguir cuidándome, estirando y todo eso que me dijo el doc, para no volver a repetirlo.

Marzo, sin apenas entreno, y como me tenía que poner hielo a Siberia con el bueno de Salva, mi gran maestro, mi particular Yoda, en esto de las ultras, a correr la Baikal Ice Marathon, y luego disfrutar una semana, con lo esquís y corriendo por otras zonas de la congelada Siberia.

Abril, comienzo del baile, Tenerife Bluetrail, unos días de vacaciones en la isla, una buena carrera, un buen estado de forma, el primer podium, y una pena la jaqueca que me impidió subir con mi padre a la cima del Teide, como hicimos después de la UTMB del 2010, con el Mont Blanc, qué se le va a hacer, compensó ver su cara de felicidad cuando le recogimos en las Cañadas después de pisar el techo de España.

Mayo, corremos en casa, el Soplao, tanta pista no es mi mejor terreno, pero es en casa y puse todas las ganas, al final una segunda plaza que me supo a gloria delante de los míos.

Junio, descubrí lo maravilloso que es hacer algo que nadie antes había hecho, con Salva hicimos el Anillo del Vindio, 125 km por Picos uniendo sus refugios. No digo más, imaginároslo.

Julio, los Dolomitas, fantástica carrera, con Ana y César en la salida, luego cada uno a lo suyo, y la buena de Encarna, por allí de manager, uno de los sitios más bellos para el trail-running. Tres cántabros en la línea de meta, tres finisher y las mejores pizzas del mundo para celebrarlo.
Después tuve una semana para mí solito por los Ecrins, más de 300 km de monte, impresionante.
En este mes, tuve una buenísima carrera, el Tour de L'Oisans et des Ecrins, 180 km y una 2º plaza compartida con el bueno de Cyril, y los dos con los pies reventados de la cantidad de agua que nos calló encima, y como postre la subida al Alpe d'Huez con mi buen amigo Jaume, uffff!!!

Agosto, era un mes de descanso, jajaja, trotecillos por el Tirol Austriaco con Ana, el record del Perdido Extrem, y de postre, otro Anillo, con muy buenos amigos, el Chelis, Jesús el "gallego", Jorge, el Sr. Pacheco y el bueno de Roberto, al final sólo tres pudimos acabarlo pero eso es lo de menos, lo bueno son esos imborrables momentos que vivimos!! y luego el sobrenombre de Gasol, por lo de los dos Anillos!!!

Septiembre, la cita, el mes, el objetivo, el TOR DES GEANTS, el boom, la carrera, el resultado, la experiencia, no puedo decir todo lo que sucedió, pero lo resumiré en dos cosas, cuando entré en meta con Ana, y nos abrazamos, para mí lo más emocionante y.... sí también cuando entré en meta, en 3ª posición, jajaja,  yo solito a las tres y pico de la mañana, y sentí aquello de ... y ahora qué? no sabía que hacer después de casi cuatro días corriendo.

Octubre y Noviembre, un premio, me voy a Nepal, a correr, a descubrir, a explorar, a disfrutar de algo que me apasiona, la montaña.

Diciembre, a Valencia, y no son Fallas, a correr a Chiva, y el día antes, zas!!! y se estropeó el dedo, ahí comenzaba y yo no lo sabía, mi retorno a la elíptica!!!

Pero de todo ello, lo digo y lo seguiré diciendo siempre, me quedo con los amigos, los que siempre me acompañan y los que me encuentro en el camino.

 Pablo Criado Toca


Comparte "2011, Reflexiones desde la elíptica" via:

      

Más noticias
16/09/2014

A veces el verdadero desafío es la cabeza...por Oriol Barrera

Crónica II Desafío Somiedo - MDS...

16/08/2014

Silencio, se rueda... por Oriol Barrera

CRÓNICA VI RESISTENCIA REINO ASTUR...

23/07/2014

Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera

Crónica II Trail Dobres y Cucayo...