16/11/2013

Ancares3Trails: Un cuento diferente...por David Cloux

Ancares3Trails: Un cuento diferente...por David Cloux

Ancares3Trails: Un cuento diferente.

Despu√©s de una larga temporada de carreras a todos nos gusta contar nuestras batallitas a la familia y a los amigos. Algunas veces rozamos el aburrimiento hablando casi siempre lo mismo‚Ķ clasificaciones, tiempos, que si aqu√≠ fui bien o que  all√° las pase canutas.

Las historias son casi  siempre las mismas pero mientras las contamos, en algunas m√°gicas ocasiones, vuelve a nuestra mente ese momento en el que nos detuvimos para tomar algo de aliento y levantamos la vista del suelo. En ese segundo, regresan a nuestra mente  el intenso color verde de la hierba empapada en la niebla de la ma√Īana y el olor de las primeras nieves  que llega con el viento que azota desde el Norte. Regresa el estremecimiento por el agua helada que se cuela entre los dedos al pisar un rio que nace del mismo coraz√≥n de la monta√Īa y que parece querer desangrarse para dar la vida a esos profundos valles donde el tiempo parece haberse detenido para siempre‚Ķ

Ahora la historia ya no es la misma, la hacemos nuestra y la narramos con la pasión de un padre que duerme a sus hijos con un cuento de leyendas entre las manos….

Ancares3Trails: Crónica de una historia diferente.

-Papi, ¬Ņpor qu√© no me cuentas otra vez esa historia sobre el origen de los lagos los r√≠os y los pueblos?

-Claro que sí, mi reina. Recuéstate sobre la almohada y escucha con atención…

‚ÄúContaban ya los primeros pobladores de estas tierras que hace muchos, much√≠simos a√Īos, aqu√≠ viv√≠a un poderoso mago llamado Antares. Llevaba sobre la cabeza un frondoso √°rbol, de verdes hojas y tupido ramaje. Su barba, de much√≠simas varas de largo, era de musgo, su vestido era de corteza de encina, su voz como el rodante trueno, y debajo del brazo llevaba una gaita llena de agua que cuando la ta√Ī√≠a dulce y suavemente, todo se cubr√≠a de fresca y verde yerba, mas cuando soplaba con furia se levantaba tal tormenta, que las monta√Īas se conmov√≠an en sus cimientos. Ten√≠a por vecinos a un pastor, estricto padre y su joven hijo, noble y buen trabajador, pero amante de la diversi√≥n, las fiestas y las mujeres. La chispa salt√≥ cuando el hijo no quiso roturar un monte en d√≠a de guardar para acudir a la fiesta cercana y airado, el padre maldijo a su v√°stago e invoc√≥ con rabia al mago para que le hiciese ir detr√°s de las lobas con el mismo ah√≠nco con el que iba tras las mozas. Al regreso de la romer√≠a y en medio de un sendero iluminado por el plenilunio, el joven sinti√≥  olvidada su condici√≥n humana y convertido en un enorme y peludo lobisome, vag√≥ por los montes, matando el ganado que encontraba y aterrorizando a los lugare√Īos que se cruzaban en su camino. El padre se dio cuenta de que el monstruo que atemorizaba la comarca era su desgraciado hijo.

Arrepentido, pidi√≥ consejo a una meiga del lugar que dispuso lo siguiente: Te desterraras a las monta√Īas a llorar tu pena y cuando no te queden l√°grimas, correr√°s a las altas cumbres en busca del lobo para darle muerte. Traer√°s as√≠ la paz a este pueblo y recuperaras a tu hijo de sus entra√Īas. As√≠ fue como el pastor como el pastor levanto su refugio en las faldas del monte y lloro su pena hasta formar un hermoso lago. Cuando hubo vaciado sus ojos, su coraz√≥n se lleno de valor y una ma√Īana reposando en una vereda escuch√≥ el aullido de un lobo y corri√≥ y corri√≥ tras su rastro, subi√≥ a un cerro cercano e incluso intent√≥ darle alcance durante la noche, ni el viento ni el frio aplacaron su empe√Īo, llev√°ndole el rastro de nuevo a la vereda. Al d√≠a siguiente el mago ta√Ī√≠a con furia su gaita y el cielo parec√≠a caer sobre la tierra. El ahora cazador, lejos de desanimarse, porto una l√°mpara y subi√≥ desde la vereda hasta lo m√°s alto de la monta√Īa, m√°s alto incluso que su refugio y su lago de l√°grimas, remontando la cresta de roca hasta donde la niebla ya quedaba bajo sus pies. Descendi√≥ despu√©s por los bosques para reponer fuerzas en al poblado vecino de Balouta, rodeado de suaves elevaciones cuyas laderas se ven verdes durante los meses de verano y descansan los mastines junto al ganado.


- Desde aqu√≠ tu viaje no tiene vuelta atr√°s, le advirtieron. Tendr√°s que ascender por las praderas y despu√©s, con gran esfuerzo,  hasta llegar al lugar m√°s alto y escarpado al que llaman ‚Äúmirador de los valles‚ÄĚ,  donde hoy el mago ta√Īe su gaita con fuerza levantando tempestades que borraran el rastro del lobo.

-¬°Silencia tu gaita hechicero! Ni t√ļ ni tus tormentas lograreis impedir que de muerte al lobisome y recupere de sus entra√Īas a mi hijo. Y desde la cumbre, alz√≥ victorioso su callado perforando la gaita y derramando monta√Īa abajo el agua de su interior. Desde aquel privilegiado lugar, ote√≥ y dio caza a su presa y tal y como la meiga le ordeno, rasg√≥ la piel de la bestia saliendo de su interior un hijo renovado. Juntos corrieron por el Acebal de regreso a la vereda donde se quedaron para celebrar con sus vecinos la paz restaurada.

-Y es as√≠ m√≠ querida hija Cui√Īa, como de las l√°grimas naci√≥ el lago del que llevas su nombre. Es as√≠ como en la monta√Īa que llaman Miravalles duerme el mago con su gaita perforada, cuya agua en torrente da vida al rio Ancares y a los bosque de Acebos, hayas, robles, pinos y tejos donde moran libres los lobos, los osos y los urogallos protegidos por las nieblas del invierno.

  

Es as√≠ como a la ‚Äúvereda del Ancares‚ÄĚ, naci√≥ nuestro pueblo. Se establecieron los abuelos de mis abuelos que ya narraban la leyenda del Mago Antares y el pastor que recorri√≥ estas monta√Īas a finales del mes de Octubre...

 

Intro: David Cloux / texto: adaptado por David Cloux / im√°genes: David Cloux

Comparte "Ancares3Trails: Un cuento diferente...por David Cloux" via:

      

Más noticias
16/09/2014

A veces el verdadero desafío es la cabeza...por Oriol Barrera

Crónica II Desafío Somiedo - MDS...

16/08/2014

Silencio, se rueda... por Oriol Barrera

CR√ďNICA VI RESISTENCIA REINO ASTUR...

23/07/2014

Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera

Crónica II Trail Dobres y Cucayo...