23/07/2014

Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera

Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera

CR√ďNICA II TRAIL DOBRES Y CUCAYO

 

Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera

 

A veces es dif√≠cil explicar con palabras lo que se siente. A veces las palabras se quedan cortas para describir lo que vivimos. A veces lo que experimentamos sencillamente no se puede ni explicar con palabras. Y otras veces nos faltar√≠a alg√ļn sentido m√°s para poder disfrutar en todo su esplendor ciertos momentos, ciertas experiencias y ciertos lugares. Pues bien, ese lugar es Picos de Europa, concretamente el Valle de Li√©bana, estamos en Dobres y Cucayo.



 

Seguramente alguna vez os habr√©is planteado y preguntado a vosotros mismos en alguna carrera, sobre todo si hab√©is salido a disputarla, que es una autentica pena no haber salido √ļnicamente a disfrutarla. Haberse parado uno en medio de la monta√Īa, tomar aire profundamente, mirar lenta y pausadamente todo lo que nos rodea y disfrutar del placer y esplendor lo que la  naturaleza nos ofrece. Personalmente en esta carrera he vivido uno de esos momentos y me costar√≠a mucho no elegirla como la carrera m√°s bonita y espectacular de cuantas he corrido.

Por todo eso, en la cr√≥nica de una carrera, a veces es muy dif√≠cil centrarse s√≥lamente en el desarrollo t√©cnico propio de la prueba cuando el escenario donde coloquialmente actuamos te abruma. Tengo que reconocer que me considero un enamorado de Picos de Europa. Es un aut√©ntico lujo y privilegio lo que nos ofrece este macizo monta√Īoso a medio camino entre Asturias, Cantabria y Le√≥n. No tenemos, ni debemos, ni necesitamos envidiar a ninguna gran cordillera del planeta ya que lo tenemos en casa y es nuestro. Desde que era un renacuajo mi t√≠o Fernando me llevaba a conocer cada rinc√≥n de este espect√°culo paisaj√≠stico que poseemos. Gracias a √©l, he aprendido a disfrutar y a respetar la monta√Īa y gran parte de la causa de que yo est√© ahora corriendo por ellas es suya y por eso siempre le estar√© agradecido. Si √©l est√° ahora orgulloso de donde he llegado, yo estoy orgulloso de haberle tenido como maestro.

Primer fin de semana de julio (aunque no lo parezca por el tiempo que nos est√° acompa√Īando hasta ahora). Mientras en una parte asturiana de Picos de Europa, Somiedo, se enfrentaban leoneses y asturianos por el cetro del trail running asturleon√©s en la Batallona (por cierto, enhorabuena a todos los leoneses, de los cuales me considero parte), en otra parte de este Parque Nacional, yo me dispon√≠a a luchar contra los tercios c√°ntabros que se disputaban la 5¬™ prueba de las Trail Series Cantabria en pleno coraz√≥n del Valle de Li√©bana.

Salgo con Estrella el viernes por la tarde desde Fuentes de B√©jar y,  de nuevo, paso obligado y escala en Le√≥n, esta vez no solo para la visita obligada a la mami y llenar el dep√≥sito de buenas viandas, si no para disfrutar de unas horas de m√≠ ahijada Leizuri que est√° pasando unos d√≠as en tierras leonesas (estas hecha toda una se√Īorita ya cari√Īo). Visita rel√°mpago y a la ma√Īana siguiente nos ponemos rumbo al lugar de los hechos.

Nada m√°s pasar Ria√Īo y empezar a acercarnos al Puerto de San Glorio, punto de uni√≥n entre Cantabria y Le√≥n, uno se va dando cuenta de todo lo que le espera sensorialmente hablando. El d√≠a era espectacular y era obligada la parada en el Mirador del Corzo que nos permite una vista m√°gica y completa del municipio de Vega de Li√©bana y de las monta√Īas que lo cierran. Y en el centro geogr√°fico de la comarca Lebaniega, en el punto donde confluyen los cuatro valles de la comarca, se encuentra Potes, con su entramado urbano que conserva buena parte del sabor monta√Ī√©s que fue acumulando a lo largo de los siglos y donde dimos cuenta de una buena comida y un gratificante paseo por sus calles con nuestro amigo Chema.

Nos dirigimos ya al punto de destino, el vertiginoso valle de Cereceda. En lo m√°s alto del valle, encajonado entre cumbres quedan las apartadas aldeas de Dobres y Cucayo, a las que se accede mediante dos t√ļneles excavados en la roca. El excepcional estado de su patrimonio arquitect√≥nico les ha valido el reconocimiento de Conjunto Hist√≥rico Rural por su inter√©s urban√≠stico, etnogr√°fico y por su conservaci√≥n del entorno natural y del modo de vida tradicional. Est√°n situados en un enclave privilegiado y el propio pueblo constituye un mirador excepcional de los valles y cumbres que lo rodean.

Por ahora los gur√ļs del tiempo estaban errando en su predicci√≥n y lo que deb√≠a ser lluvia ya a esas horas, por ahora no eran pr√°cticamente ni nubes y el astro rey no quer√≠a dejar de hacer acto de presencia. La tarde acompa√Īaba pues para dar un peque√Īo paseo, estirar las piernas, disfrutar de todo lo que nos ofrec√≠a el entorno y dejar plasmado todo esto con unas cuantas fotograf√≠as. Cargamos pilas con una buena cena en Dobres y a la cama a tratar de descansar todo lo posible.

A las 6 de la ma√Īana me despierto, no hab√≠a sonado a√ļn la alarma, pero el cuerpo ya est√° acostumbrado diariamente a arrancar a esas horas intempestivas. Miro desde la ventana de la habitaci√≥n, comienza a amanecer y las primeras luces del d√≠a sobre la monta√Īa auguran de momento buena climatolog√≠a. Nos esperaban seg√ļn la organizaci√≥n, la Comisi√≥n de Fiestas y Junta Vecinal de Dobres con Iv√°n Cuesta al mando, 22,3 kil√≥metros y 3.400 metros de desnivel acumulado (el desnivel como que se les fue un poco de las manos, lo dejaremos en 2.800, pero eso es lo de menos). De nuevo, y mientras sea para mejorar , cambio de recorrido respecto al a√Īo anterior puesto que la zona del cordal, del pico Pumar hasta Vega de la Canal, discurre por territorio palentino y problemas con los permisos hace que se modifique parcialmente el recorrido. Eso s√≠, seg√ļn anuncian ‚Äúm√°s senderos, menos pista, m√°s vistoso y m√°s espectacular‚ÄĚ. Y creo que lo consiguieron con creces, una autentica maravilla de recorrido.

Tras cargar el dep√≥sito con un buen desayuno a base de zumo, tostadas y caf√© con leche (nada de nutella, eso es para globeros tipo Merillas o Jornet‚Ķ) nos acercamos dando un paseo desde Dobres (donde nos aloj√°bamos) hasta Cucayo, recogemos los dorsales, tomamos otro caf√© y nos ponemos a calentar un poquito. El bullicio de la gente, el colorido, la m√ļsica y la animaci√≥n de los espikers le daban un ambiente fenomenal a la salida.

Como os dec√≠a, la ma√Īana se preve√≠a pasada por agua, y a la postr√© as√≠ ser√≠a, pero de momento el tiempo daba una tregua e incluso el sol parec√≠a que quer√≠a acompa√Īarnos, al menos en la partida. La salida se daba a las 9 a ritmo de Highway to Hell, aunque lo que realmente nos esperaba una especie de para√≠so. Una marea amarilla me rodea por todos los lados, son los corredores locales integrantes del club Li√©bana que en tropel han acudido a la cita. Los gallos que luchan por las Trail Series Cantabria (ah√≠ estaban los cinco primeros clasificados) cogen posiciones en primera l√≠nea y salen r√°pido por las calles del pueblo.  El corraliego To√Ī√≠n Suarez sigue su t√°ctica habitual y pone un ritmo fren√©tico de salida y√©ndose en solitario ya el resto de la carrera y solo siendo superado a falta de pocos kms para la meta por el l√≠der de las Series de este a√Īo, Marcos Santiago que se fue o nos fuimos turnando posiciones en el grupeto de 5 corredores perseguidores durante parte del recorrido.

El arranque se prev√© duro seg√ļn el track de la carrera puesto que en tan solo 7,5 km hab√≠a que salvar pr√°cticamente 1.000 mts de desnivel positivo hasta el acceso al Pico Pumar, lo que se aproximaba un poco a un KV. Una vez en faena, y tras recorrer las calles del pueblo, el sendero comienza a picar para arriba bruscamente y se observa ya un reguero multicolor en fila de a uno de corredores. El ascenso se hace a ritmo constante por senderos bien definidos utilizados antiguamente, seg√ļn dicen, por carros tirados por vacas, ahora en desuso y posteriormente por caminos vecinales. Parece que el tiempo comenzaba a cambiar y se escapaban algunas gotas de agua. Pero antes de que comenzase a llover de manera m√°s intensa nos quer√≠a hacer una visita el arco√≠ris para terminar de rematar la espectacularidad del paisaje. Hasta los cencerros de las Tudancas cuando pasabas a su lado y se apartaban parec√≠an hacerte coro. Madre m√≠a como iba disfrutando!!! no pod√≠a dejar de mirar hacia los lados y alguna que otra vez hacia atr√°s para observar el paisaje que nos rodeaba por todos los costados.


El √ļltimo tramo de esta primera ascensi√≥n era una trocha por un prado lim√≠trofe con la provincia palentina con bastante pendiente hasta la cima, donde corono en solitario con unos pocos metros sobre el grupo y comienzo el descenso a campo abierto hasta el km 9,5 donde repongo l√≠quidos en el segundo avituallamiento. A partir de aqu√≠, la carrera me deparaba (al menos para m√≠ que no conoc√≠a el recorrido) una sorpresa. Lo que parec√≠a seg√ļn el track una zona r√°pida para recuperar y correr no iba a ser as√≠ y esperaban unos 6 km por terrenos complicados con continuos rompe piernas que discurr√≠an entre constantes subidas y bajadas por senderos profundos, estrechos, pedregosos,  embarrados y t√©cnicos que no permit√≠an descanso ni recuperaci√≥n ni f√≠sica ni mental. Eso s√≠, todo aderezado con el disfrute de impresionantes vistas del Valle de Li√©bana, el Monte Cubino, los puertos de Pineda y Riofr√≠o y cercan√≠as de Fuentes Carrionas y la Fuente El Cobre, ambos en territorio del norte palentino. El agua, el fr√≠o y el cansancio comienzan a hacer un poco de mella en las piernas.

Llega el km 12 aproximadamente y, justo antes de que comience la traca final de la carrera, nos agrupamos los cinco que vamos tras To√Ī√≠n. Comienza lo que realmente se denomina carrera por monta√Īa ya que nos esperan dos muros que pr√°cticamente te obligaban a trepar y subir a gatas en algunos tramos. Un primer muro donde se salvan 200 metros de desnivel en apenas medio km, no sin antes habernos refrescado las piernas, por si no ten√≠amos ya bastante agua ya, cruzando un r√≠o al m√°s puro estilo Alto Sil, y donde recuerdo las palabras de Lolo D√≠ez en dicha carrera ‚Äúno os preocup√©is por no mojaros ya que os vais a mojar s√≠ o s√≠‚ÄĚ y directamente, cruzo por el medio del cauce. La lluvia y la niebla ya hab√≠an hecho acto de presencia y el ascenso se pon√≠a complicado por la inclinaci√≥n y desnivel del terreno teniendo que subir haciendo zetas puesto que hab√≠a tramos donde era imposible no resbalar. Durante el ascenso empiezo a perder poco a poco terreno sobre el grupo, no voy mal pero las piernas no dan m√°s de s√≠, quiz√°s el fr√≠o y la lluvia me est√°n pasando algo de factura. De nuevo descenso por campo a trav√©s, r√°pido y exigente, y √ļltimo avituallamiento para reponer l√≠quidos.


Nos quedaba el segundo muro del d√≠a y √ļltima subida al Pico Casanzo (nuevo tramo incluido esta edici√≥n) entre pura roca, una delicia para el aut√©ntico corredor por monta√Īa, con tramos incluso de escalar entre las pe√Īas. Me iba asemejando esta subida a alg√ļn tramo de la Biosfera Trail en Ci√Īera, sobre todo al tramo final de Pe√Īa Picha. En el √ļltimo de los riscos, al cual uno llegaba con las fuerzas justitas, es de agradecer la presencia estrat√©gica de un lugare√Īo que te daba la mano y te ayudaba a literalmente escalar una enorme roca que hab√≠a que sortear y que con la lluvia se hab√≠a vuelto muy resbaladiza. El descenso del Pico Casanzo, una delicia para los sentidos, por senderos entre helechos y hayas y con unas vistas de fondo que quitaban el hipo. Eso s√≠, la lluvia que ya hab√≠a hecho acto de presencia hac√≠a el descenso complicado y me lo tom√©, como es habitual en m√≠ puesto que no es mi fuerte, con tranquilidad. Me iba repitiendo a mi mismo sin parar ‚Äúaqu√≠ tengo que volver yo pero para hacer el recorrido con tranquilidad y disfrutando al m√°ximo de todo lo que me ofrece‚ÄĚ.

Nos quedaba ya √ļnicamente el tramo final que lo constitu√≠a un camino con buen firme, completamente rodeado de arboles, que conduc√≠a hasta la meta en el pueblo de Cucayo con muy buenas panor√°micas del Valle de Li√©bana sin mayores dificultades que el cansancio acumulado ya a estas alturas de carrera. En la meta, donde la lluvia hab√≠a dado un peque√Īo respiro, un pueblo volcado arropando y aplaudiendo a los corredores.

El ascenso a 3 cumbres, zonas r√°pidas, zonas t√©cnicas, zonas embarradas, sol, lluvia, bosques centenarios, cruce de r√≠os, parajes espectaculares,‚Ķ Pues bien, lo que hace realmente espectacular a esta prueba quiz√°s sea aquello que no se puede llegar a medir, lo que solo se puede valorar estando all√≠ y vivi√©ndolo en primera persona, esos aspectos intangibles que s√≥lo poniendo todos los sentidos en pleno funcionamiento  se pueden vivir al m√°ximo, una experiencia √ļnica.

La organizaci√≥n sencillamente perfecta, un paraje de f√°bula, log√≠stica y marcaje del recorrido extraordinario (el miedo a la niebla hizo que se extremaran al m√°ximo las precauciones sobre todo en los tramos que se trochaba y no hab√≠a senderos ni caminos), avituallamientos correctos (el de meta extraordinario con incluso pastas y dulces t√≠picos hechos por los vecinos del pueblo) y la colaboraci√≥n de todos los habitantes del pueblo, voluntarios, La Posada de Cucayo, Protecci√≥n Civil y el GREIM. L√°stima que durante la entrega de premios la intensa lluvia desluci√≥ un poco el evento, pero hab√≠a merecido la pena.  

Con todo ello, más que con el resultado final, del cual estoy contento por haber estado dando guerra hasta casi el final con los cabeza de carrera, me quedo con la experiencia y el regalo a los sentidos del lugar, los paisajes y las maravillas orográficas por donde discurre la carrera. Otra cita que queda marcada en la agenda para próximas ediciones, pero sobre todo queda marcada en la retina y en el recuerdo, que para eso tenemos los sentidos, aunque a veces se queden cortos…

 

Texto e im√°genes: Oriol Barrera, redactor Trbsports.

Comparte "Cuando los sentidos se quedan cortos... por Oriol Barrera" via:

      

Más noticias
16/09/2014

A veces el verdadero desafío es la cabeza...por Oriol Barrera

Crónica II Desafío Somiedo - MDS...

16/08/2014

Silencio, se rueda... por Oriol Barrera

CR√ďNICA VI RESISTENCIA REINO ASTUR...

10/07/2014

PLanes y m√°s planes...¬ŅQu√© queremos?¬°Que llegue el verano!... por Mireia Mir√≥

Tengo un buen amigo que siempre me recuerda que la vida es aquello que sucede mi...